Hábitos nuevos, vida nueva

Por Norma Mandala

Un hábito es una acción que se repite una y otra vez hasta convertirse en un patrón de conducta. Los pensamientos y las emociones al igual que las acciones cuando se repiten se convierten en hábitos.

Hay 2 tipos de hábitos, los vicios y las virtudes. Cuando un hábito nos perjudica y afecta la salud, el trabajo o las relaciones interpersonales es un vicio; si por el contrario es algo positivo y trae beneficios a nuestra vida es una virtud.

¿Qué es un círculo vicioso? Es un patrón de acciones, emociones y pensamientos que nos mantienen atrapados en una serie conductas automáticas y disfuncionales que nos impiden creer en nosotros mismos y deterioran nuestra autoestima.

¿Qué es un círculo virtuoso? Una serie de pensamientos, emociones y acciones conscientes y voluntarias que, a través de la práctica se convierten en virtudes que nos lleva a experimentar confianza, seguridad, disposición y aceptación. Crear círculos virtuosos mejora nuestro nivel de autoestima.

Un deseo sin acción es una ilusión. Un deseo con acción es experiencia, crecimiento y evolución”. Norma Mandala.

¿Cómo podemos identificar si estamos atrapados en un círculo vicioso?

  • El  cuerpo y las emociones son el mejor indicador de que estamos en un círculo vicioso, podemos experimentar dolor de cabeza, tensión en el cuello, insomnio o somnolencia, sobrepeso, gastritis, dolor de rodillas, de espalda o articulaciones acompañados de ansiedad, desánimo, culpa, vergüenza, etc.
  • Para identificar las conductas que nos mantienen en un círculo vicioso, necesitamos ponerlo en papel para ver con claridad las acciones que nos tienen atrapados. 


¿Cómo puedo romper un círculo vicioso? 

  1. Deja la queja y la justificación: No puedo, está difícil, tengo mucho trabajo, etc.
  2. Acepta y asume la responsabilidad de que solamente tu tienes y puedes elegir las acciones que te lleven a salir de ese círculo viciosos para sentirte mejor.
  3. Visualiza cuál es tu nuevo patrón y cuáles son las acciones necesarias para lograrlo.
  4. Dibuja tu nuevo círculo virtuoso, elije las nuevas acciones y evita las excusas.
  5. Cuestiónate ¿Qué necesito hacer para iniciar mi círculo virtuoso?

Visualiza el proceso, elabora un plan, ponte en ¡Acción! y enfócate en la solución.

¡Inscríbete a los Cursos y Talleres de Norma Mandala!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *